Cabecera

Causas y tratamiento para la impotencia masculina

impotenciaHoy vamos a hablar de un tema, las disfunciones eréctiles, que preocupa a buena parte de la población masculina y del que tenía pendiente volver a escribir para ampliar información, pues ya había hablado antes por aquí sobre impotencia masculina, sus causas y posibles tratamientos y remedios. Y es que no son pocas las consultas y preguntas al respecto que recibo casi a diario vía email o en la página de Facebook de Natura Sapiens (a la que os animo os suscribáis si aun no sois fans) de varones preocupados por este tema e incluso mujeres cuyas parejas tienen este problema y quieren informarse.

Normalmente hablamos de disfunción eréctil cuando el varón tiene dificultades para lograr una erección o bien el pene si alcanza la erección pero no se mantiene lo suficiente para practicar el coito y consumar una relación sexual satisfactoria. Normalmente este tipo de problemas aparecen cuanto mayor es el hombre, siendo común que a partir de los 40 años un buen porcentaje de varones padezcan algún trastorno eréctil en mayor o menor medida. De hecho es mucho más común de lo que creemos, y aunque es un problema que puede llegar a afectarnos psicológicamente de forma seria, traer problemas de pareja, e incluso en el entorno familiar y laboral, muchos hombres no se atreven a acudir a un especialista para tratar de buscar una solución. Y hay que decir que hoy en día y en casi cualquier caso, es posible hallar una solución a este tipo de disfunciones sexuales, así que recomiendo encarecidamente a quien sufra problemas de impotencia, librarse de prejuicios y tabús y ponerse en manos de un especialista cuanto antes. La impotencia se cura y tiene solución.

Es muy importante que el hombre que empieza a padecer una situación así sea consecuente y deje atrás los complejos si quiere poner remedio a la situación. Es difícil porque culturalmente hablar de impotencia aún tienen unas connotaciones peyorativas y negativas muy grandes. Reconocer el problema y aceptar que tenemos una disfunción sexual, que afecta a nuestra capacidad para tener una erección consistente es inicialmente muy duro. Uno puede sentir que ya no sirve, que está viejo, que es menos hombre, que es un inútil, que su pareja le va a dejar de querer y abandonar, etc.

Las causas de la impotencia y disfunción eréctil pueden ser muy diversas por lo que el diagnóstico es vital de cara a encontrar una solución. Normalmente se comienza con una entrevista al paciente afectado en la que puede participar la pareja del mismo. Esto ayuda a determinar posibles causas de impotencia de tipo psicológico o mental. No son pocos los hombres que por culpa del stress, problemas de autoestima, preocupaciones económicas, laborales, etc. acaban sufriendo impotencia. Incluso otros problemas de pareja que a priori no tienen nada que ver pueden acabar provocando disfunciones eréctiles.

A mayores, es imprescindible estudiar la historia clínica del paciente así como realizar distintas pruebas de tipo médico y análisis para evaluar si existe alguna causa fisiológica para la impotencia. Mediante análisis de sangre y orina por ejemplo se puede descartar o confirmar la diabetes, enfermedad que típicamente acaba afectando el rendimiento sexual del varón y provocando impotencia. También, en caso de haber ausencia de deseo además de falta de erección, se pueden medir los niveles de testosterona para ver si son valores normales o no. Y por supuesto otras pruebas físicas para descartar cualquiera de las muchas enfermedades y trastornos físicos que pueden conducir a la impotencia.

Con respecto a los tratamientos para la impotencia, siempre deberíamos optar por el menos invasivo que nos solucione el problema. A veces basta con eliminar los factores externos que provocan la impotencia para que ésta desaparezca. Dejar el alcohol, el tabaco, drogas, medicamentos, practicar ejercicio físico, reducir las situaciones de stress, acudir a un psicólogo, llevar una alimentación más sana, etc.

Si eso no resulta, entonces es cuando podemos optar por soluciones más drásticas como las bombas de vacío o los medicamentos. Hoy en día hay muchos fármacos para la impotencia, basados en compuestos como el Vardenafilo (Levitra), Tadalafilo (Cialis) o el Sildenafilo (Viagra) que funcionan a las mil maravillas y son capaces de solucionar el problema de raíz. Pero ojo, siempre consumirlos bajo prescripción médica y nunca bajo ningún concepto adquirirlos en un lugar distinto a un farmacia. En Internet hay muchísimas ofertas para comprar medicamentos como la Viagra, Cialis y Levitra, pero su composición real y procedencia en la mayor parte de las ocasiones es más que dudosa, con los consiguientes riesgos para nuestra salud.

Por último, existen diversos tratamientos para la disfunción eréctil aún más drásticos y radicales, como las inyecciones intravenosas, que consisten en inyectar directamente en el pene un medicamento para provocar la erección. Además de con inyección se pueden administrar medicamentos a través de la uretra, lo que se conoce como terapia transuretral, de cara a conseguir la erección que sobreviene unos 10 o 15 minutos después de su aplicación. También se puede optar por tratamientos hormonales que pueden resolver la carencia de testosterona en ciertos pacientes, o la cirugía, que sería la más invasiva de todas. A este respecto, se puede practicar una cirugía para colocar unos implantes en el pene que consiguen de forma mecánica la erección. También aunque en mucha menor medida por su poca efectividad, se pueden practicar cirugías venosas, para bloquear las arterias que permiten que la sangre escape del miembro o bien para desbloquear aquellas arterias que se han cerrado e impiden el flujo de sangre al miembro.

Espero que ésta información sirva de ayuda a mucha gente y sobre todo que os anime a dar el paso de acudir a un especialista en caso de sufrir problemas de erección o impotencia, ya que tiene solución. La sexualidad también es salud.

Si te ha gustado el contenido, haz clic en el botón "Me gusta", en el botón de Google +1 o compártelo por Twitter y nos ayudarás a seguir generando contenido interesante y variado sobre salud, mujer, sexualidad, vida sana, remedios naturales, consejos, dietas, belleza y mas. Descubrirás artículos interesantes sobre hipotiroidismo, hipertiroidismo, retraso menstrual, remedios para la impotencia, almorranas, tiroides, espolón calcaneo, psoriasis, anisakis, cistitis, síntomas de embarazo, encías sangrantes, remedios para la gripe, etc.

3 Comentarios. ¿Quieres consultarnos algo?

  1. Comentario por ROLANDO
    June 15, 2011 @ 5:09 pm
    1

    Hola la verdad de las cosas yo soy un hombre que por verguenza y perjuicios no ha ido a un especialista y por eso quizas soy ignorante al tema, pero despues de leer su pagina me he decidido a visitar a un especialista.. Pero queria saber si me podian decir el nombre de la especialidad del doctor, como les dije anteriormente soy muy ignorante en tema ya que nunca me he tratado mi problema… Espero su respuesta lo mas pronto posible y desde ya agradesco su dedicacion a este tema….

  2. Comentario por Raúl
    June 20, 2011 @ 7:36 pm
    2

    Esta muy bien tu artículo yo acudí a un urologo y m contesto si necesita la pastillíta (víagra) pus tomesela y me confundió más a quién acudir entonces? Tienes algún remedio natural?

  3. Comentario por ramon
    October 9, 2011 @ 10:15 am
    3

    hola me ha gustado mucho su articulo nos informa muy bien mi problema es que soy diabetico y tomo dos pastillas dianben y eglucon ycalpres para le tension pero soy impotente tengo orgasmos si me masturbam pero esta flagida no tengo ereccion me dijeron que tenia venas del pene rotas y no tengo ereccion y me tengo que coformar con la masturbacion se me pone un poco tiesa pero muy poco que solucion me pueden dar para las pastillas salen muy caras y no me dan el resultado que quiero una vez me tome la viagra de 50 y apenas se me movio un saludo y esperando una respuesta

Deja un comentario

Danos un +1