Cabecera

Sintomas y remedios para la rinitis alergica

rinitis Aunque en ocasiones la rinitis, por su sintomatología, se puede confundir con un resfriado común o incluso con cualquier otro problema que genere obstrucción nasal, en realidad la rinitis es una patología inflamatoria de las vías respiratorias normalmente de origen alérgico (rinitis alérgica) y no vírico como ocurre en los resfriados. A la rinitis alérgica en otras partes se le conoce como fiebre del heno. Es muy importante diagnosticar correctamente la rinitis para evitar que ésta se haga crónica y que derive en otros problemas más serios como el asma.

Como dijimos antes, los síntomas de la rinitis alérgica se parecen bastante a los de cualquier resfriado, esto es, secreción nasal en forma de moqueo líquido, estornudos, congestión nasal y dificultad para respirar, picor de garganta, sequedad y a veces dolor intenso, picor nasal, sensación de picazón en los oídos, paladar y ojos, disminución del sentido del olfato, ojeras, hinchazón de ojos, etc.

Con respecto a las causas de la rinitis, éstas pueden ser muy variadas ya que no solo puede estar motivada por alergias a polen y otros alérgenos (lo que se conoce como rinitis estacional) si no que en ocasiones puede deberse a los cambios de temperatura (rinitis vasomotora), o por intolerancia a ciertos productos químicos como la gasolina, disolventes, humo de tabaco, etc. También el uso indiscriminado de algunos medicamentos como las gotas nasales puede provocar rinitis medicamentosa. La rinitis alérgica es con mucho la más frecuente y cada vez se observa una mayor incidencia entre las personas que viven en el primer mundo, principalmente en ciudades, y no solo en adultos, al igual que ocurre con otras alergias. Se dan muchos casos de rinitis en niños.

Por supuesto existen remedios muy efectivos para paliar los efectos de la rinitis alérgica y aunque la rinitis alérgica es crónica y la mayor parte de las veces incurable teniendo que convivir con ella toda la vida, por lo menos es posible mantenerla a raya si seguimos un adecuado tratamiento. Lo más importante, como siempre, es acudir al médico para que nos diagnostique la enfermedad y seguir a rajatabla el tratamiento que nos indique. No obstante, siempre hay cosas que podemos hacer por nuestra cuenta en nuestro hogar y hábitos que coger que podrían aliviar los síntomas de la rinitis y permitirnos sobrellevarla mejor. Por supuesto, si el médico nos ha puesto medicación es importante consultar con el antes de poner en práctica cualquier remedio casero y tradicional para la rinitis que implique el consumo de algún paliativo, no vaya a ser que sea contraproducente mezclar los tratamientos caseros con los médicos y algo que en principio pudiera ser inocuo resulte al final mas perjudicial y contraproducente que beneficioso.

El tratamiento de la rinitis alérgica debe ir principalmente orientado a evitar el alérgeno que desencadena la alergia. En numerosas ocasiones el factor que la desencadena son los pólenes, por lo que en las épocas del año en que hay una mayor concentración en el ambiente, se aconseja mantener cerradas las ventanas en las primeras horas del día, temprano y por las tardes. Circular en coche con las ventanillas cerradas y evitar el campo, parques y lugares donde haya concentraciones de arboles potencialmente productores del polen al que somos alérgicos. Si en casa tenemos aire acondicionado se recomienda poner un filtro especial. Sobre todo te recomiendo informarte lo máximo posible sobre el tipo de polen al que eres sensible y seguir las recomendaciones de los médicos.

Si la sensibilización por contra es a los ácaros, se debe mantener muy limpia y libre de polvo la casa, evitar la humedad en los cuartos y siempre tenerlos bien ventilados. En la cama, utilizar sabanas sintéticas y fundas anti ácaros que puedes encontrar fácilmente en muchos establecimientos. Bajo ningún concepto tener moqueta en la casa, o peluches que recogen mucho polvo, tampoco alfombras, tapices, etc. La ropa de cama se debe lavar a una temperatura por encima de los 65º C y no debemos olvidarnos de la tapicería del coche que también deberemos mantener en buenas condiciones con ayuda de un aspirador.

Pero evitar todo aquello a lo que se tiene alergia no siempre es posible, por lo que los frentes de batalla han de ser diversos.

Si la rinitis ha hecho acto de aparición, existe toda una batería de medicamentos que podemos utilizar como son los antihistamínicos, inhaladores nasales, sprays y gotas nasales. También es posible recurrir a vacunas para tratar de curar la rinitis alérgica. Suelen ser vacunas que contienen pequeñas cantidades del alérgeno causante de nuestro problema y que administradas en varias sesiones y dosis van haciendo que nos hagamos inmunes al agente que nos provoca la alergia, llegando a curarse.

Recuerda que el precio a pagar por no tratar una rinitis puede ser muy alto, ya que puede acarrear diversas complicaciones y la aparición del asma, una afección más compleja de tratar y de peores consecuencias en la salud de los pacientes, así que te convienen poner en práctica cuanto antes los remedios para la rinitis alérgica.

Si te ha gustado el contenido, haz clic en el botón "Me gusta", en el botón de Google +1 o compártelo por Twitter y nos ayudarás a seguir generando contenido interesante y variado sobre salud, mujer, sexualidad, vida sana, remedios naturales, consejos, dietas, belleza y mas. Descubrirás artículos interesantes sobre hipotiroidismo, hipertiroidismo, retraso menstrual, remedios para la impotencia, almorranas, tiroides, espolón calcaneo, psoriasis, anisakis, cistitis, síntomas de embarazo, encías sangrantes, remedios para la gripe, etc.

Un valiente dijo algo.

  1. Comentario por Diana de Felipe
    March 23, 2011 @ 5:52 pm
    1

    Hola buenas tardes. Me gustaría ponerme en contacto con vosotros pero no logro encontrar ninguna opción para ello. ¿Podrían indicarme la forma o facilitarme una dirección de correo?

    Gracias. Un saludo.

Deja un comentario

Danos un +1