Cabecera

Tratamiento y remedios para librarse de los piojos

piojos Hoy vamos a hablar de un tema que preocupa especialmente a los padres de niños en edad escolar, los piojos. El piojo es un insecto parásito del ser humano que podemos encontrar en la cabeza, el pubis o en el cuerpo. A la infestación por piojos se le conoce como pediculosis y cuando se trata del piojo de la cabeza estamos ante el pediculus capitis, al piojo del pubis se le conoce como pediculus pubis y el nombre científico del piojo del cuerpo es pediculus corporis. Lo más normal, especialmente si estamos hablando de niños es que se trate de pediculosis del primer tipo, es decir que tenga piojos en la cabeza habitando entre el cabello y alimentándose de forma parásita de nuestra sangre.

Los piojos son insectos pequeños pero visibles a simple vista, su tamaño está entre 2 y 4mm de longitud y el síntoma más característico de su presencia es el picor del cuero cabelludo, picores que se deben a una reacción de la saliva del piojo en la zona de la picadura. Debido a esta picazón, que puede ser muy intensa, los niños no pueden evitar rascarse llegando a producirse heridas en la piel que se pueden infectar y traer infecciones bacterianas que complican la situación.

La infestación por piojos es muy corriente en escolares, sea cual sea su nivel social e independientemente de lo buena que sea la higiene personal. En esto el piojo no hace distinciones ya que el contagio es muy fácil y se lleva a cabo por contacto directo con otros niños que ya están infestados pasando muy fácilmente de un niño a otro o por compartir objetos personales como peines o cepillos para el cabello.

Aunque su promedio de vida es de unos 30 días, la hembra del piojo es capaz de poner en ese periodo de tiempo hasta 200 huevos o liendres (de color blancuzco y fuertemente adheridos al pelo) que dan lugar a otros tantos individuos.

Una vez diagnosticada su presencia es cuando tenemos que ponerle remedio cuanto antes para librarnos de estos molestos inquilinos que pueden afectar a la salud de nuestros hijos. Por un lado habrá que poner en marcha ciertas medidas para que no se produzcan más contagios entre el resto de individuos de la familia y gente con la que pueda estar en contacto el niño, por ejemplo en la escuela. Y por otro lado habrá que comenzar el tratamiento en si para erradicar a los piojos.

En cuanto a la prevención de los piojos, se desaconseja totalmente el uso de champús para piojos, lociones, cremas y otros fármacos que solo usaremos cuando se confirme que el niño tiene piojos en el cabello. Esto es así porque anticiparnos a la infestación podría hacer que se creen resistencias y además no garantiza que el niño pueda pillar los piojos igualmente. Para prevenir basta simplemente con seguir sencillas medidas de higiene personal, como no compartir peines y cepillos para el cabello, lavar regularmente el pelo, revisar la cabeza de los niños periódicamente, etc.

Si efectivamente el niño tiene piojos, entonces si hay que acudir a una farmacia y comprar una loción o champú antipiojos. Normalmente se aplican en seco sobre el cabello y cuero cabelludo y luego se aclara la cabeza con una solución de agua y vinagre (la proporción sería de 2 partes de agua por una de vinagre). Finalmente se revisa minuciosamente el cabello y se quitan las liendres con ayuda de un peine.

Si te ha gustado el contenido, haz clic en el botón "Me gusta", en el botón de Google +1 o compártelo por Twitter y nos ayudarás a seguir generando contenido interesante y variado sobre salud, mujer, sexualidad, vida sana, remedios naturales, consejos, dietas, belleza y mas. Descubrirás artículos interesantes sobre hipotiroidismo, hipertiroidismo, retraso menstrual, remedios para la impotencia, almorranas, tiroides, espolón calcaneo, psoriasis, anisakis, cistitis, síntomas de embarazo, encías sangrantes, remedios para la gripe, etc.

No hay comentarios aún.

Deja un comentario

Danos un +1